El Renault 5 fue uno de los grandes exitos de ventas de Renault que unía la simplicidad del Renault 4 junto con el práctico portón trasero del Renault 6. EL R5 sigue con la moda de los coches pequeños que inició el Mini. Su creador, Michel Boue, lo diseño con una prodigiosa rapidez. Partiendo de un plano del Renault 4 creó las líneas maestras del R5 en yan solo dos días de trabajos.

Su conducción soberbia, conseguida gracias a su suspensión independiente por barras de torsión, y su logrado diseño le hizo destacar ante sus rivales durante 23 años. El Renault 5 fue una obra maestra del aprovechamiento del espacio, su interior era amplio y disponía de un maletero muy util. Fué un coche divertido de conducir, con una maniobrabilidad precisa y un agarre a la carretera más que notable.

En europa y norteamerica aparecieron versiones más potentes que se llamaban Alpine y Le Car respectivamente. En 1981 se presenta la versión de cinco puertas y en 1994 el modelo se moderniza pero mantiene su imagen hasta 1997. Después de ser imitado por modelos de otras marcas, en 1982 aparece el Peugeot 205, el primero que logró superar al Renault 5. En 1985 deja de fabricarse siendo sustituido por el modelo Renault Supercinco.

ImagenImagenImagen

Anuncios